Envío Gratuito en pedidos de +15€

Cambio de Aceite y Filtros del Coche: La Clave para un Motor en Excelente Estado

Cambio de Aceite y Filtros del Coche: La Clave para un Motor en Excelente Estado

Cambio de aceite y filtros del coche: Mantén tu vehículo en óptimas condiciones

En el mundo automotriz, es fundamental realizar un cambio de aceite y filtros regularmente para garantizar el óptimo funcionamiento de nuestro vehículo. Estas tareas de mantenimiento son indispensables para prolongar la vida útil del motor y evitar posibles averías que puedan generarnos gastos innecesarios. En este artículo, te proporcionaremos información detallada y consejos prácticos sobre cómo llevar a cabo el cambio de aceite y filtros del coche de manera eficiente y segura. 

A. El cambio de aceite:

La importancia del cambio de aceite

El aceite es el encargado de lubricar y proteger las partes móviles del motor, reduciendo la fricción y el desgaste. Con el tiempo, el aceite se degrada y pierde sus propiedades, volviéndose menos eficiente para realizar su función. Por ello, es esencial reemplazarlo periódicamente.
El intervalo de tiempo entre cambios de aceite puede variar según el tipo de vehículo y el tipo de aceite utilizado. En general, se recomienda realizar el cambio cada 5.000 a 10.000 kilómetros o cada 6 meses, lo que ocurra primero. Sin embargo, siempre es mejor consultar el manual del fabricante para conocer las recomendaciones específicas de nuestro automóvil.

Pasos para realizar el cambio de aceite

1. Reúne los materiales necesarios: 

Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano el aceite nuevo, el filtro de aceite, una llave de tubo para aflojar el tapón de drenaje y una bandeja para recoger el aceite usado.

2. Prepara el vehículo:

Estaciona el coche en una superficie plana y nivelada. Asegúrate de que el motor esté frío para evitar quemaduras por contacto con el aceite caliente.

3. Localiza el tapón de drenaje:

Ubica el tapón de drenaje de aceite en el cárter del motor. Antes de aflojarlo, coloca la bandeja debajo para recoger el aceite usado.

4. Drena el aceite usado:

Con ayuda de la llave de tubo, afloja el tapón de drenaje y deja que el aceite usado se escurra por completo. Una vez drenado, vuelve a colocar el tapón asegurándote de que esté bien ajustado.

5. Cambia el filtro de aceite:

Localiza el filtro de aceite, generalmente ubicado en la parte inferior o lateral del motor. Retíralo utilizando una llave de filtro o una llave de cadena, y reemplázalo por uno nuevo. Antes de instalar el nuevo filtro, asegúrate de lubricar la junta de goma con un poco de aceite limpio.

6. Añade el aceite nuevo:

Consulta el manual del fabricante para saber la cantidad y el tipo de aceite recomendado. Retira la tapa del llenado de aceite y vierte lentamente el aceite nuevo en el motor. Una vez completado, vuelve a colocar la tapa de llenado.

7. Verifica el nivel de aceite:

Utiliza la varilla de medición de aceite para asegurarte de que el nivel esté dentro de los parámetros. Añade más aceite si es necesario.

8. Recicla el aceite usado:

 El aceite de motor es altamente contaminante, por lo que es crucial desecharlo de manera adecuada. Llévalo a un punto de recogida autorizado o a un taller mecánico que se encargue de su correcto tratamiento.

B. Cambio y limpieza de los filtros del coche

El cambio y la limpieza de los filtros del coche son tareas importantes para mantener un rendimiento óptimo y prolongar la vida útil del vehículo. Hay varios filtros en un automóvil que requieren atención regular:

Filtros más importantes:

1. Filtro de aire: 

Este filtro evita que el polvo, la suciedad y otros contaminantes entren al motor. Se recomienda cambiarlo cada 10,000 a 15,000 kilómetros o según las recomendaciones del fabricante. Para cambiarlo, localiza el filtro de aire en el compartimento del motor, retira la tapa o la carcasa del filtro, saca el filtro antiguo y reemplázalo por uno nuevo.

2. Filtro de aceite: 

El filtro de aceite se encarga de retener las impurezas y partículas en el aceite del motor. Es recomendable cambiarlo con cada cambio de aceite, que generalmente se realiza cada 5,000 a 10,000 kilómetros o según las indicaciones del fabricante. Antes de cambiar el filtro de aceite, asegúrate de drenar el aceite usado siguiendo las instrucciones del fabricante.

3. Filtro de combustible:

 Este filtro protege el sistema de inyección de combustible al retener sedimentos y partículas presentes en la gasolina o el diésel. Su reemplazo varía según el tipo de filtro y las recomendaciones del fabricante, pero generalmente se realiza cada 20,000 a 40,000 kilómetros. Consulta el manual del propietario para ubicar el filtro y seguir las instrucciones de cambio.

Realizar la limpieza de los filtros:

En cuanto a la limpieza de los filtros, puedes realizarla siguiendo estos pasos:

1. Filtro de aire acondicionado: 

El filtro de aire acondicionado, también conocido como filtro de polen, debe limpiarse o reemplazarse regularmente para mantener un flujo de aire limpio en el habitáculo. Consulta el manual del propietario para ubicar y acceder al filtro. Retíralo y límpialo con aire comprimido o enjuágalo con agua y déjalo secar completamente antes de volver a colocarlo o reemplazarlo.

2. Filtro del sistema de ventilación:

El filtro del sistema de ventilación evita que el polvo y los contaminantes ingresen al habitáculo. Verifica el manual del propietario para ubicar el filtro y sigue las instrucciones para su limpieza. Por lo general, se puede acceder a él debajo del tablero o en el compartimento del motor. Retíralo y límpialo con aire comprimido o con agua y déjalo secar por completo antes de volver a colocarlo.

Beneficios de un cambio de aceite y filtros adecuado

Realizar el cambio de aceite y filtros de forma regular y siguiendo las pautas mencionadas anteriormente tiene numerosos beneficios:

  • Mejora el rendimiento del motor y la eficiencia del vehículo.
  • Reduce el desgaste y prolonga la vida útil del motor.
  • Ayuda a mantener una temperatura adecuada en el motor.
  • Optimiza el consumo de combustible y reduce las emisiones contaminantes.
  • Evita la acumulación de sedimentos y partículas en el motor.


En resumen
, el cambio de aceite y filtros del coche es una tarea fundamental para asegurar el correcto funcionamiento y la durabilidad de nuestro vehículo. Siguiendo los pasos adecuados y realizándolo de forma periódica, estaremos contribuyendo a mantener el motor en óptimas condiciones y evitando problemas futuros.

Recuerda que, aunque esta guía proporciona información útil, siempre es recomendable consultar el manual del fabricante y acudir a un taller mecánico de confianza para realizar el mantenimiento adecuado de tu vehículo. 

Para más información sobre el cuidado y mantenimiento de tu coche, visita otros posts de nuestra web haciendo click aquí.  

Otras noticias

Ir al contenido