Envío Gratuito en pedidos de +15€

Aromaterapia y Aceites esenciales

Aromaterapia y Aceites esenciales

¿Qué es la Aromaterapia?








Anterior
Siguiente

Aromaterapia y aceites esenciales, dos términos que se están poniendo de moda ultimamente. La aromaterapia o aromatoterapia es la ciencia que estudia la aplicación terapéutica de los aceites esenciales. Este arte milenario forma parte de la fitoterapia, ciencia que se basa en el estudio de las plantas y sus propiedades curativas de forma aplicada.

Entre las principales propiedades de los aceites aromáticos están las de: Antisépticos, regeneradores o cicatrizantes y efectos psicoemocionales. También sedantes o relajantes, afrodisíacos, antiinflamatorios, emenagogos o antiespasmódicos, digestivos, anticólicos y expectorantes.

La Aromaterapia se nutre de diferentes materias primas: Aceites esenciales, hidrolatos, Aceites vegetales, oleatos, cremas y geles.

Tipos de Aromaterapia:

En primer lugar, al hablar de aromaterapia hay que diferenciar entre dos corrientes existentes. La Aromaterapia científica y la aromaterapia holística.

Aromaterapia científica:

Aplica los aceites esenciales basándose en estudios de las propiedades botánicas demostradas a través del método científico. Se emplea principalmente en el ámbito físico, tanto en uso externo como externo. Es un hecho que las plantas y flores son remedios naturales efectivos. Esto se ha demostrado a lo largo de los años, estando muy presentes en la medicina, farmacia, cremas y cosméticos naturales.

No confundir aromaterapia con aromacologíaciencia que estudia la relación entre los olores y la psicología.

Aromaterapia Holística:

Tiene un campo de actuación sobre la persona en su totalidad física, psíquica y espiritual. Muy ligado a las creencias teológicas religiosas desde la antigüedad. Tanto la cultura egipciala religión hindúlos budistasel islamla mitología griega y el cristianismo han asociado a lo largo de los años las propiedades de los perfumes con el más allá. Usados en prácticas ancestrales transcendentales y como forma de rendir culto a su Diós.

Pseudociencia rodeada de misticismo, enigmas y  fantasía (cual ambergris),En primer lugar,

Productos de aromaterapia

En segundo lugar, debemos decir, que en el arte de la aromatoterapia se utilizan diferentes materias, ungüentos, bálsamos y substancias odoríficas.

Hidrolatos:

Aguas resultantes del proceso de destilación tras la separación del aceite esencial. Es la merma del aceite esencial puro que contiene un 20% de la esencia pura y que se separa del aceite durante la condensación. Al contener trazas residuales del aceite esencial con compuestos volátiles hidrosolubles que se utiliza igualmente. Tienen propiedades cosméticas y terapéuticas.

Aceites Vegetales:

Son los diluyentes de los aceites esenciales. Cada aceite vegetal tiene sus propiedades características, hay que tener en cuenta su propio olor a la hora de combinarlos. Para usarlos en perfumes deben ser al menos: Aceite de jojoba, coco, almendras dulces, argán baobab…

Oleatos:

Maceraciones de plantas en aceites vegetales que permiten añadir al aceite las propiedades absorbidas de la planta. Se elaboran al introducir en aceite virgen pétalos, hojas, tallos, mondas, o raíces de las plantas (y otros muchos materiales). El aceite pudiendo ser, de: oliva, girasol, coco o almendras. Una vez echa la mezcla,  mantenerla en  un lugar oscuro y remover de vez en cuando; al pasar un mes aproximadamente ya estará listo para usar.

Cremas y geles base:

Productos cosméticos ya terminados, no suelen contener aromas ni perfumes activos importantes. Se utilizan como soporte de los aceites esenciales y permiten elaborar de manera rápida productos personalizados de múltiples aplicaciones que se adaptan a nuestras necesidades.

Aceites esenciales: 

Indispensables, son los protagonistas de la aromaterapia; por ello quisimos brindarle un apartado independiente debidas a sus numerosas propiedades, usos y cualidades.

Aceites Esenciales









Anterior
Siguiente








Anterior
Siguiente

¿Que son?

Son la propia esencia de la planta en forma de substancia líquida aromática, orgánica y natural. Son de colores variables según su procedencia y se obtienen de la mejor parte de cada planta. Cada esencia tiene su propio aroma y propiedades con características únicas procedentes de cada materia prima. Generalmente están compuestos quimicamente de moléculas complejas del grupo de los terpenos, casi de manera exclusiva.

Como se producen?

Las esencias son segregadas por células especiales en las diferentes partes de la planta: La corteza (alcanfor, bergamota…),las hojas (Albahaca, árbol del té, mejorana…), las flores (Lavanda, Ylang Ylang, lavandín…), lar raíces (Vetiver, jengibre…) o en las semillas (Anís estrellado, hinojo, pimienta negra…).

Cuando nos rozamos con una planta, o el viento las mueve, se liberan unas gotitas de aceite esencial a la atmósfera; Estas microgotas son captadas a través del sentido de los receptores olfativos. Muchas veces estos olores nos evocan  recuerdos, sensaciones o emociones asociados por nuestro subconsciente. Con ese aroma que estimula diferentes partes sensoriales de nuestro cerebro tras ser captados a través del olfato

Lo que debes conocer sobre los aceites esenciales:

se obtiene tras el proceso de destilación o a través de la técnica de prensado en frío (la técnica idónea depende de la parte de la planta de la que haya que extraer el aceite). Los aceites esenciales se diferencian unos de otros por su quimiotipo. Los aceites esenciales conservan todas las propiedades de las plantas integramente. Por ello son las substancias idóneas para la aromaterapia, siendo estas las materias más efectiva a nivel terapéutico.

Métodos de extracción de los aceites esenciales:

Destilación por vapor de agua:

Se requiere una herramienta de destilación que se conoce como: Alambique, alquitara, alcatara o destilador.

También conocida por destilación por arrastre de vapor de agua, es la técnica más utilizada. Consiste en generar vapor hirviendo agua, que se inyecta al destilador donde se encuentra la materia botánica dentro del recipiente inerte. Este recipiente tiene un tamiz que lo separa evitando así que la planta entre en contacto directo con el agua. Este vapor de agua atraviesa la planta y se extraen así las microgotas del aceite esencial, que es arrastrado hacia arriba del destilador. El vapor pasa luego al serpentín, donde se enfría mediante un circuito de agua frío  que lo hace condensar al pasar por el.

A la salida del alambique obtenemos una mezcla heterogénea de agua aromática (el hidrolato) y el aceite esencial que queda flotando sobre el agua debido a su menor densidad. Extraemos gracias a un vaso florentino o esenciero primero el hidrolato y luego la esencia.

Prensado en frío:

Esta técnica se utiliza principalmente para la extracción de aceites esenciales procedentes de las cáscaras o mondas de los cítricos (Pomelo, limón, naranja, mandarina, toronja, bergamota…). Esto se debe a que la esencia de estas frutos se encuentra en pequeñas bolsas en el pericapio (zona entre la piel y la fruta).

Para llevar a cabo esta técnica se utilizan prensas hidráulicas que aplastan la materia prima y posteriormente se separa la pulpa del aceite esencial mediante un proceso de centrifugado.

“Enfleurage” o Enfloración:

La extracción:

Técnica hoy día en desuso debido a su ineficiencia. Dispersa demasiado los aromas  en la materia grasa . Consiste en extender dos finas capas de grasa o manteca de origen animal y posteriormente se colocan sobre ella cuidadosamente los pétalos de las flores, con sutileza para no dañarlas. Una vez tienes toda la superficie oleosa cubierta con la materia floral unes las dos capas y la grasa absorbe el olor de la flora colocada entre las dos láminas (generalmente de cristal).

A veces se hacía en frío y se esperaba sobre 3 días, en otras ocasiones se calentaba la grasa,  luego se introducían las flores y posteriormente se licuaban (este proceso se hacía varias veces renovando las plantas). La base lipídica inodora adquiere gran parte de la partículas fragantes, que se impregnan  transmitiendo así su aroma. Este proceso crea una mantequilla aromática muy utilizada en cosmética, para elaboración de cremas y productos de limpieza.

Para entenderlo de manera fácil, es como guardar mantequilla en la nevera y pasados unos días que adquiera el aroma de las comidas que tiene a su lado.

Absoluto del enfleurage:

Por último para extraer la esencia se lleva a cabo el proceso de “Absoluto”. Esta técnica consiste en añadir a la grasa olorosa alcol, que le transfiere la fragancia. Luego se separan los lípidos del alcohol y evaporamos el líquido alcohólico quedando solo la esencia.

El enfleurage, como ya dijimos, no es demasiado exacto a la hora de obtener las esencias. Por ejemplo: al hacer todo este proceso con la flor de naranja obtenemos la  suave esencia de azahar. En cambio si lo hacemos a través de la destilación por arrastre, obtenemos el 100% de la esencia, creando así el aceite esencial nerolí (Mucho más intensa y compleja).

Por ello, actualmente, solo se emplea esta técnica tradicional con flores demasiado delicadas.  Nos  permite obtener aceites más volátiles,  típicos de las notas de salida, como la flor de jazmín.  Para conseguir esencias más intensas de manera más eficiente, se destilan para conseguir notas más pesadas para olores con mayor fijación

Validación y Conservación de las esencias:

Para garantizar la calidad de los aceites esenciales es muy importante identificar la procedencia de las plantas para constatar su calidad; así como una conservación óptima que evite el deterioro de la esencia una vez extraída..

Validación de la identidad de la planta:

Garantía botánica: Para ello debemos conoces el nombre de la planta que identifica el género y la especie. Además de detallar los ingredientes que deben contar con una certificación del 100% de pureza  de origen natural.

Origen geográfico: Nombre del lugar de origen que caracteriza la composición bioquímica del aceite esencial.

El quimiotipo: Son los componentes químicos del la esencia. (desarrollaremos este punto más abajo).

Método de extracción: La destilación por arrastre de vapor de agua es la clave para una pureza del 100%, excepto para los cítricos que deben extraerse en frío.

La parte de la planta utilizada: La composición bioquímica depende de la parte de la planta de la que se extrae el aceite. No hay una parte mejor que otra, eso depende de la esencia que queramos conseguir.

Contenido de alérgenos: Los aceites esenciales naturales contienen substancias que pueden dar reacciones alérgicas. Por ello hay que leer bien  las etiquetas si se padece algún tipo de alergia antes de usar cualquier líquido aromático.

Selección del envase correcto:

Estos productos no son aptos para cualquier envase. Por eso, si vas a comprar aceites esenciales, es importante elegir unos que estén en un envase que mantenga su frescura para que sea eficaz. Deben almacenarse en un packaging de cristal, de olor oscuro y con tapón especial. Esto se debe a su delicadeza y volatilidad. Los aceites se puede deteriorar con la incidencia de fotones del sol o también puede oxidarse en presencia del oxígeno.

El Quimiotipo:

Aromaterapia y aceites esenciales . Los quimiotipos de los aceites esenciales

Es fundamental a la hora de asegurarnos la efectividad, seguridad y calidad del aceite esencial. Esto nos permite diferenciar unos aceites esenciales de otros.

(Este párrafo es para los más frikis de la aromaterapia y aceites esenciales).

Qué es?

El qumiotipo es  la composición cuantitativa y cualitativa del aceite esencial. Nos permite identificar sus elementos con garantías. Los aceites esenciales quimiotipados son esencias 100% puras de origen natural. Estas no deben estar adulteradas  con otras substancias ni desnaturalizadas. Para conseguir este nivel máximo de pureza se recolectan plantas de toda la faz de la tierra y garantizar las materias primas idóneas.

Para que sirve?

La validación del quimiotipo se consigue al someterlas en laboratorios  de control de calidad donde realizan numerosos análisis para garantizar su calidad y eficacia. Cabe destacar el proceso de Cromatografía de gases, que analiza las substancias volátiles y las moléculas aromáticas. Este proceso nos permite identificar y cuantificar todas las moléculas aromáticas que determinan el quimiotipo del aceite esencial.

A Nivel técnico:

Los aceites esenciales  generalmente son del grupo de los terpenos. Algunos en vez del grupo de los terpénicos, se constituyen de compuestos aromáticos derivados del fenilpropano (aldehido cinámico, eugenol, anetol, aldehído anísico, safrol…). Los compuestos terpénicos están formados de unidades de isoterpenos (5 carbonos), siendo monoteropenos (10 carbonos) y sesquiterpenos (15 carbonos); pudiendo a su vez ser estos acíclicos, monocíclicos, o bicíclicos; oxigenados o no oxigenados

. Lo más habitual son aceites polimoleculares que contienen mayoritariamente 3 y 4 moléculas, otras minoritarias y en ocasiones centenares de moléculas en  trazas.

Propiedades de los Aceites Esenciales:

Aromaterapia y aceites esenciales. Propiedades curativas de los aceites

Desde mediados del siglo XX se utilizan en la industria alimentaria, farmacéutica y cosmética. Existe un gran desconocimiento al respecto a pesar de sus excelentes propiedades para uso cotidiano, sin embargo apenas se usa. Aquí tenéis sus propiedades (estas dependen de la garantía, procedencia y el tipo de aceite esencial que empleemos.).

No usar sin hablar antes con su médico, contienen alérgenos y pueden ser nocivos si se usan de un modo in correcto! (En personas de riesgo o en cantidades inadecuadas).

Estas son sus cualidades:

Antisépticos: Especialmente contra algunos microbios patógenos (virus, bacterias y hongos), incluyendo cepas antibiorresistentes. Destacan: El citral, geraniol, linalol o timol; siendo estas substancias más eficaces que el fenol.

Cicatrizantes y regeneradores: La mayoría ayudan el proceso de regeneración celular que acelera el curado de heridas externas, estimulando el crecimiento de nuevos tejidos (creo que todos hemos oído hablar de los beneficios del aloe vera o la rosa mosqueta).

Efectos psicoemocionales: Todos los aceites ejercen su influencia a través del olfato en mayor o menor grado, que estimula nuestro sistema nervioso central. Esto se traduce en calmar, estimular o regular nuestras emociones o estado anímico.

Sedantes: Algunos combaten el estrés, aliviando la tensión y dándonos una relajación muy confortable. Ayudan a luchar contra la ansiedad (ejemplo de ello sus aplicaciones en masajes, yoga o meditación; aunque no siempre en formato de aceite esencial).

Inmunoreguladores e inmunomoduladores: Tonifican las células defensivas, equilibrando su mecanismo de acción. Ya sea estimulando las defensas disminuidas o normalizándolas en caso de hiperreacción inmunitaria.

Antiinflamatorios: Reducen la actividad de las substancias proinflamatorias y favorecen el alivio durante inflamaciones.

Emenagogos y antiespasmódicos: Favorecen el equilibrio hormonal, contribuyendo al proceso menstrual en la mujer o normalizándolo durante la etapa de la menopausia. Sus capacidades antiespasmódicas, permiten aliviar las dismenorreas. Además, su efecto regulador psicoemocional y ayuda en el estado del síndrome premenstrual.

Digestivos y anticólicos: Ayudan la secreción de jugos digestivos, estimulan la actividad del metabolismo hepático y ayudan a la digestión. Protege las mucosas digestivas y regulan los movimientos gastrointestinales, aliviando pequeños cólicos o dolores en el intestino.

Expectorantes: Favorecen la expulsión de mucosas en las vías respiratorias. Calman la tos a la vez que diluyen las flemas. Además tienen otras fantásticas propiedades para combatir dolencias típicas del invierno en las vías respiratorias al ser astringentes, antialergénicos y analgésicos.E

Tipos de aceites esenciales y sus beneficios:

Monografías de los aceites esenciales. Procedencia de aceites esenciales para aromatoterapia

Ahora que conocemos las propiedades que pueden tener los aceites esenciales, vamos a especificar más. En este apartado vas a conocer los distintos aceites esenciales que existen, de que plantas son extraídos, Sus características físicas (color y sabor), sus principales propiedades y sus usos habituales (con múltiples finalidades terapéuticas).

Sin más dilación… Vamos a ello!

SI QUIERES COMPRAR ACEITES ESENCIALES PINCHA AQUÏ

ALBAHACA: Planta asiática herbácea de la familia de las “lamináceas” con flores blancas. De color amarillo o ámbar, con un sabor ligero a anís y un poco picante. Cualidades antiespasmódicas, antiinfecciosas, ayuda con la ansiedad, las cefaleas, el insomnio, también dolencias articulares y musculares.

ALCANFOR: O árbol del alcanfor, de la familia “Lauraceae”, de origen de Asia tropical. Árboles de hasta 30 m con ramas marrones y amarillentas. Aceite incoloro, intenso y fresco. Propiedades Anticatarral  y mucolítico, facilita la digestión y la eliminación de gases (efecto eupéptico), antibacteriano, antivírico, antifúngico y antiinflamatorio.

ANÍS ESTRELLADO: Del árbol “Illicium verum” del sudeste de China. Tronco fino blanco que puede llegar a los 12m Sus frutos se cosechan justo antes de su maduración y son quince folículos con semillas en forma de estrella. Su aceite es incoloro o de un amarillo muy pálido, sabor a anís. Principales propiedades antiespasmódicas, acción tónica, estimulante, acción eupéptica, dispepsia gástrica, relajante y ayuda con las contracciones musculares.

ÁRBOL DEL TÉ: Arbusto pequeño de la familia de las “Myrtaceas” que puede alcanzar los 5m, procedente de Australia. Hojas estrechas y aromáticas procedentes de zonas pantanosas. Sus flores blancas crecen en espigas de unos 5 cm, con un fruto pequeño y leñosos. (Los aborígenes australianos ya lo usaban como desinfectante.). Es considerado uno de los mejores antivirales y antisépticos de origen vegetal. El aceite es incoloro o de un amarillo tenue, sabor herbáceo, acre, alcanforado y medicinal. Beneficios  frente infecciones bacterianas, urinarias, ginecológicas, respiratorias,  bucales y beneficioso para tratar varices o piernas cansadas.

BERGAMOTA: Árbol perteneciente a la familia de las “Rutáceas”, nativo de Asia y originario de Persia es un híbrido entre el Límero el naranjo. Amargo. De las substancias más utilizadas en la perfumería actual tanto para hombre como para mujer; así como en productos cosméticos. Aceite esencial amarillento tirando a oscuro o verdoso. Con un sabor característico, sucedáneo amargo de la naranja. Principales propiedades: Antiespasmódico, carminativo, sedante, antiinfeccioso y antiinflamatorio; ideal para combatir extrés, ansiedad o nerviosismo.

CAJEPUT: árbol aromático de la familia “Myrtaceae” procedente del zona de IndonesiaMalasiaVietnam y Australia. Puede alcanzar los 25m de altura y sus pequeñas flores de color crema se reúnen en unas espigas terminales muy utilizadas en aromaterapia. Aceite esencial de color amarillento o incoloro, de sabor fresco, alcanforado y mentolado. Beneficios antiinfecciosos, antisépticos, expectorantes y descongestivo venoso. Muy útil para combatir hemorroides, varices, infecciones respiratorias o de los oídos, herpes y como desinfectante.

CANELA: Árbol procedente de los países cálidos, del sur de India y Sri Lanka, a pesar de estar extendido por todo el mundo a día de hoy. De hojas coriáceas y verdes todo el año, perteneciente a la familia botánica de las “Lauraceas” Sabor desde amarillo ámbar al marrón con el característico sabor a canela entre amaderado y especiado.

CEDRO DE VIRGINIA: Árbol de crecimiento lento de la familia de las “Cupresáceas”. hojas perennes pequeñas. Con flores amarillas o marrón (masculinas) dispuestas en racimos y flores de color entre verde y azul claro (femeninas) que están aisladas. Color del aceite amarillento de sabor amaderado. Propiedades flebotónicas y descongestivas venosas, aplicación ara hemorroides externas, varices, piernas cansadas y antiseborreico.

CIPRÉS: Árbol perenne de la familia de las “Cupresáceas”, puede llegar hasta los 30m de altura. Hojas escamosas imbricadas de color verde oscuro. Tradicionalmente se plantaban junto a los cultivos para protegerlos de los fuertes vientos. Color del aceite amarillo, sabor a coníferas, fresco y terpénico. Propiedades estimulantes a nivel general, descongestivo circulatorio, antiinfeccioso, antibacteriano y antifúngico. Útil frente edemas prostáticos, tos seca y espasmódica, eneuresis infantil, drenaje linfático, cuperosis y varicosidades.

CITRONELA: Planta procedente de la India de la familia de las “Gramíneas” de una altura de 1,5m de tallo hueco y erecto del que le surge un rizoma subterráneo. Color del aceite entre ámbar y amarillo tenue, con un sabor rosado con un toque a limón. Beneficios antiinflamatorios, antiinfeccioso, desodorante, y repelente de mosquitos. Bueno para la artritis, reumatismos y la tendinitis.

CLAVO: Árbol de hoja perenne de Madagascar, de la familia de las “Myrtaceas”, pude crecer entre 8 y 20m con grandes hojas y flores de  pétalos agrupados en racimos terminales. Las flores cambian el tono gradualmente de un tono pálido a un rojo brillante. De estas flores brotan los clavos en forma de túmulos, en la que los pétalos pegados a los estambre forman su “cabeza”. Aceite incoloro o amarillo claro de sabor especiado. Beneficioso frente infecciones bucales o dentales, respiratorias, urinarias, gastrointestinales, remedio frente la hipotensión, herpes zoster, micosis cutánea (hongos) y favorece la concentración.

ESPLIEGO: Perteneciente a la familia de las “Labiadas”, procedente de la cuenca mediterránea. Típico de zonas secas, muy expuesto al sol y a gran altura. Muy usado como remedio natural tradicionalmente. Cualidades antiinfecciosas, bactericida, fungicida y viricida, analgésico, expectorante, anticatarral y Tónico general. Indicaciones habituales para: rinitis, traqueitis, bronquitis viral, enterocolitis viral, reumatismos, poliartritis reumatoide, neuritis y neuralgias, abrasiones con quemaduras severas, irritabilidad o estrés y para la dermatología (úlceras, llagas o escaras).

EUCALIPTO: Árbol recio de la familia de las “Myrtaceas”, Natural de Australia y Tasmania. Muy extendido y pirófilo. Utilizado de manera habitual para fabricar papel y madera. Su aceite esencial ya se usaba en la antigüedad tanto en oriente como en occidente. De color amarillo pálido o incoloro, con su sabor característico a trementina mentolada. Antivírico, antibacteriano, antifúngico, anticatarral, antiséptico respiratorio y expectorante. Actividad relajante, anticefaléico, combate la candidiasis, la dermatitis, faringitis, rinitis, bronquitis y la otitis.

EUCALIPTO LIMÓN: De la familia del anterior, puede llegar a los 50m de altura, con hojas  redondeadas que se vuelven más lanceoladas (forma de lanza) cuando este crece. Este árbol tiene una labor muy importante para la producción de la miel de las abejas. Aceite incoloro o amarillo claro, de sabor cítrico a limón. Es un potente antiinflamatorio para artritis, tendinitis, ciática, cistitis, vaginitis, leucorrea, dermatitis, candidiasis, herpes zóster, analgésico calmante, fungicida, antiespasmódico y repelente de insectos.

EUCALIPTO RADIATA: De la familia de estos dos anteriores. Puede llegar a los 30m, con una corteza fibrosa en el tronco de un tono azul grisáceo. Las hijas adultas son estrechas, agudas y lanceoladas, de color brillante o semibrilloso, de color verde. Las flores que le salen en verano son amarillas color crema. Aceite amarillo pálido o incoloro, sabor cítrico muy aromático y fresco. Usos como anticatarral, descongestionante o expectorante, antiséptico, antiinfeccioso, antiinflamatorio, antiespasmódico y energizante. Útil para combatir la fatiga crónica, el acné o la vaginitis.

GERANIO: Agrupa más de 422 especies de plantas anuales, bienales y perennes usadas por sus atractivas flores y su característico aroma. El geranio común o “Pelargonium graveolens” y el “Pelargonium rosat” tienen un gran peso en perfumería. Se cultivan a gran escala para contener su olor, con multitud de variedades de olores (rosa, cítrico, menta, coco o nuez moscada). Los más preciados con variaciones en sus olores son los de aroma a rosa. Aceite esencial incoloro o amarillo pálido, con su característico sabor igual que el olor del geranio; afrutado. Beneficios antiinflamatorios, antiespasmódicos, relajante, tónico hemostático, antiinfeccioso, fungicida, flebotónico y linfotónico.

HINOJO: Planta aromática de más de 250cm, de la familia de las “Umbelíferas”. Plantas ya usadas en Egipto como remedio para las digestiones pesadas y considerada en la India “la perla de los afrodisíacos” que usaban para pociones excitantes. Aceite esencial amarillento de sabor especiado, fresco y herbáceo. Es antiespasmódico, carminativo, eupéptico, tónico digestivo, colagogo, colarético, galatógeno/dismenorrea/pre y menopausia. Tónico y estimulante respiratorio, antiséptico, antibacteriano y antivermífugo.

INCIENSO: Árbol perenne de hasta 8m, de la familia de las “Burseráceas”. Su resina se obtiene tras cortar su tronco y este exuda su gomorresina que solidifica con el aires. Procedente de Somalia, Etiopía, Yemen y Omán. Aceite amarillento de sabor balsámico, amaderado y un poco afrutado. Beneficios Inmunoestimulantes, anticatarrales, expectorantes, antidepresivos y cicatrizantes. Como ya dijimos en el post de la historia de la perfumería, ya usado desde El antiguo Egipto.

JENGIBRE: Planta perenne de la familia de las “Zingiberáceas”, de tallos rojizos y marrón claro, también con propiedades ampliamente conocidas desde la época de los romanos. Jamaica es el principal productor de este producto, seguido de IndiaNepalChina, Tailandia, Sri LankaBangladesh Filipinas. Aceite amarillo cítrico y fresco. Beneficios digestivos, carminativos, antiinflamatorios, además de ser un afrodisíaco, beneficia la circulación periférica, analgésico y anticatarral,.

LAVANDA: Arbusto perenne de la familia de las “Labiadas”, de tallo leñoso con pilosidades. Planta habitual de la cuenca mediterránea, que suele hibridar para ser más resistente a las adversidades. Suele crecer en zonas secas y calcáreas. Aceite esencial amarillo clarito, de sabor rústico y etéreo. Potente antiespasmódico, hipotensor y Calmante. Sedante, antidepresivo, antiinfeccioso, cicatrizante y regenerador. Útil como descontracturante muscular (Por ejemplo para: Calambres, espasmos, codo de tenista y codo de golfista), antirreumático, tratamientos de dolores locales, reduce el insomnio, combate la cuperosis, psoriasis y  también la dermatitis.

LAVANDÍN: Híbrida de “Lavanda Angustifolia”(lavanda) y “Lavándula latifolia” (espliego). Características botánicas y farmacológicas similares entre ambas plantas. Sus beneficios son una mezcla entre sus dos planta de las que procede, destacando su sabor más dulce y con efectos muy energizantes.

LEMONGRAS: De la familia de las “Gramíneas” es una planta herbácea de crecimiento rápido, perenne y aromática. Puede llegar a 1,5m. Es originaria de la IndiaCelián Malaisia, actualmente cultivada con fines medicinales en zonas tropicales y subtropicales. Aceite amarillo pálido o anaranjado, con un sabor fresco, cítrico y picante. Propiedades terapéuticas como tónico digestivo (dispepsia gástrica, gases y úlceras gástricas), antiinflamatorio, sedante, vasodilatador ideal para masajes deportivos y antifúngico repelente de insectos.

LIMÓN: De la familia de las “Rutáceas”, es un árbol perenne de grandes hojas coriáceas con espinas en la base de bordes finamente festoneados. Con puntitos claros que se aprecian a trasluz y de flores muy flagrantes. Origen tropical y del subtrópico de Asia que se introdujo en zonas con climas cálidos como España, Sudáfrica, Australia, EEUU… Esencia de color amarilla o verdosa, con un sabor cítrico, fresco y muy intenso. Cualidades eupépticas, abre el apetito, tónico digestivo, colagogo, depurativo, antiséptico, antibacteriano, antiviral, coadyudante citrino (vitamina P), relajante, sedante y hipnótico suave.

MANDARINA: Árbol de la familia de las “Rutáceas”, de unos 3m de altura, procedente de Asia Occidental e introducido por Europa; principalmente en las costas Mediterráneas. La mandarina se ha asociado tradicionalmente como sedante y a los que se le atribuye  su esencia con la buena suerte, la alegría, salud y belleza. Aceite naranja, de sabor fresco y cítrico. Beneficios Carminativos, aperitivos, eupépticos, laxante suave, somnífero suave, antiséptico, antibacteriano y antiviral.

MEJORANA: De la familia de las “Labiadas”, con más de 3000 especies, se puede considerar como la familia botánica por excelencia. Pequeña planta procedente de la Antigua Persia presente en otros países de climas cálidos. Se la conoce también como: Mayorana, Amáraco, o Matricaria (muy usada en boticas tradicionales). Aceite amarillo pálido o verdoso, con un sabor cálido, amargo y cítrico que recuerda al olor de los pinos. Propiedades antiinfecciosas antibacteriano (Gram+), antiséptico, naurotónico (potente vasodilatador, hipotensor, tranquilizante y afrodisíaco), analgésico, estimulante digestivo y diurétuico.

MENTA ARVENSIS: Especie de planta fanerógama de la familia “Lamiaceae”. Nativa de regiones cálidas europeas, de Asia central y occidental, del este del Himalaya y de Siberia. Aceite incoloro o de un tono amarillo verdoso, de un sabor peculiar característico de esta planta. Se usa como tónico estimulante (secreciones digestivas, gástricas y vesiculares), vasoconstrictor vascular hipertensivo, analgésico, anestésico leve, antiinfeccioso y antibacteriano.  Muy útil contra la urticaria, eccemas, pruritos, migrañas y cefaleas.

MENTA PIPERITA: También conocida como “Lycopus europeus” o “Menta del lobo”, procede de la hibridación de la “Mentha  aquatica” y la “Menta viridis”. Pertenece a la amplia familia de las “labiadas” muy distribuida al borde del mediterráneo . Cultivada por todo el mundo: Gran Bretaña, La cultura hindú, Italia, Japón y EEUU (donde más se produce este aceite esencial) entre otros muchos países. Aceite esencial amarillo pálido o amarillo verdoso, con un sabor característico. Con cualidades antiinfecciosas, como tónico estimulante general, anticatarral, expectorante, mucolítico, antiinflamatorio intestinal y urinario, descongestionante prostático y regulador de la menstruación.  Muy útil para la concentración y para combatir la ansiedad.

MIRRA: Substancia resinosa aromática que se extrae de la corteza del árbol “Commiphora abyssinica” tras efectuar en su tronco una incisión.  Tras el corte árbol exuda una resina gomosa que tras secar torna en un color pardo-rojizo; a diferencia de cuando está fresca con un tono amarillo. Crece en el noreste de África, en Arabia y pertenece a la familia de las “Burseraceae”. Aceite esencial de un color ámbar amarillento y de un sabor balsámico. Principales propiedades. Antiinfeccioso frente parásitos, bacterias y virus. Antiinflamatorio, antioxidante, analgésico y cicatrizantes. Entre sus múltiples beneficios, destacamos su cualidad de aliviar el dolor de muelas, otalgia y la halitosis.

NARANJA: Pertenece a la familia de las “Rutaceas”, árbol de tamaño mediano de 3 a 5m con una copa redondeada y ramas regulares. Un único tronco derecho y cilíndrico, primero verdoso y luego torna a un aspecto de color gris. Las ramas aparecen aproximadamente  a un metro del suelo. Los naranjos tienen su procedencia de zonas como: India, Pakistán, Vietnam y el sureste de China. Fueron introducidos en occidente gracias a la cultura árabe.

Aceite incoloro, amarillo o anaranjado. Sabor a naranja, cítrico fresco e intenso. Beneficios antiinflamatorios, antiespasmódicos, sedantes y propiedades anticoagulantes. Útil contra la artritis, tendinitis, reumatismos, contracciones musculares, insomnio, estrés, cansancio mental, fatiga crónica, acné, celulitis, edemas, trastornos afectivos estacionales y síndrome premenstrual.

ORÉGANO: Elemento herbáceo, perenne y muy resistente. Perteneciente a la familia “Laminaceae”. Utilizado desde la antigüedad por los griegos y los romanos. Muy utilizado en la Prehistoria por sus propiedades medicinales, tal era su fama que conocían a esta planta como “La alegría de la montaña”. Aceite esencial incoloro, amarillo o pardo oscuro, sabor al orégano que todos conocemos, picante, fenólico, aromático y muy intenso. Propiedades antiinfecciosas de origen bacterianas, virales o parasitarias. Estimulante inmunit6ario, tónico general, físico, digestivo y sexual. Suele recomendarse para infecciones de las vías respiratorias, urinarias, digestivas, cutáneas, fiebres tropicales (tifus y paludismo), herpes labial y micosis.

PACHULI: Planta perenne de hasta 1m de altura, con tallo robusto y piloso, de hojas grandes y aterciopeladas. Flores blancas matizadas de púrpura altamente flagrantes. De esta planta se extraen aceites de color marrón y del sabor característico de este mismo olor con un sabor amaderado. Propiedades flebotónicas, linfáticos y venosos, como descongestivo, antiinflamatorio y cicatrizante. Recomendado su uso si sufres de: Varices, hemorroides, edemas generales y periféricos, impotencia o disfunción eréctil, infecciones dermatológicas por hongos o a modo de calmante/sedante.

PIMIENTA NEGRA: Esta especie procedente de la familia de las “piperaceas” es una especie de planta trepadora que puede alcanzar los 4m de longitud. Originaria de la India, es muy utilizada para contrarrestar el sabor de alimentos fermentados. Introducida en Europa por Alejandro Magno, y controlado posteriormente su comercio por los árabes tras la caída del Imperio Bizantino. En ese momento, Venecia se convirtió en el centro neurálgico del comercio de especias. Su elevado valor motivó la búsqueda de nuevas rutas comerciales. El aceite de la pimienta negra es amarillo o pálido y con el sabor que lo caracteriza, picante suave. Características físicas: Tónico estimulante digestivo, analgésico, diaforético/ antipirético (antitérmico), anticatarral, expectorante, fluidificante y afrodisíaco.

PINO: Pertenece a la familia de las “pináceae”, especie de rápido crecimiento que puede alcanzar los 40mm de altura. Hojas en forma de pico, de forma cónica-piramidal. A esta especie se la conoce como “Pino Albar”. procedente de las latitudes más septentrionales del planeta: Rusia, Austria y países escandinavos. Aceite de una apariencia amarillo claro y de sabor fresco, conífero y alcanforado. Sus propiedades principales son: Estimulante, neurotónico, descongestionante linfático, antiinfecioso, antifúngico, antiséptico, analgésico, balsámico y expectorante, hipertensivo y favorece la actividad hormonal. Recomendado para infecciones respiratorias, combatir la fatiga y el cansancio, congestión pélvica (trastornos menstruales), congestión prostática, afecciones reumáticas, dolores crónicos articulares o actividad física exacerbada.

POMELO: Pertenece a la familia de las “Rutáceas”, originario del sureste asiático, Malasia e Indonesia. Allí crece de forma silvestre, da frutos hespérides de gran tamaño, de color amarillo pálido y con su interior rosado. Sabor ligeramente ácido con un toque amargo. Su aceite esencial es amarillo, cítrico, fresco uy con el sabor que caracteriza el pomelo. Sus propiedades principales son: Ser un tónico digestivo, eupéptico, antiespasmódico, drenante linfático, relajante y adelgazantes. Recomendado para digestiones pesadas, alteraciones alimenticios, dietas de reducción de peso, fatiga mental, decaimiento, cansancio y como desinfectante de atmósferas cargadas.

RAVINTSARA: Árbol de hoja ancha brillante y fragante. Son simples y alternas, cada hoja tiene 3 venas longitudinales y el árbol puede llegar hasta los 30m de altura. Tiene una corteza dura y áspera con una profusión de flores blancas y vallas negras. Las grandes hojas correosas se recogen a mano y se destilaban en un día. La Ravintsara fue introducida en Madagascar a mediados del S. XX desde Taiwán. Ahora crece silvestremente en selvas tropicales de Madagascar o se cultiva. A pesar del nombre botánico “Cinnamomum Camphora”, el aceite esencial de Madagascar (Ravintsara) contiene muy poco alcanfor en su interior; en cambio contiene un alto porcentaje de 1,8-cineol, entre el 40 y el 65%.

Su esencia es incolora o amarilla pálida con un fuerte aroma gherbáceo. De sabor pungente, fresco, muy aromático y anisado.. Entre sus principales propiedades tiene las de: Antiséptico, antiviral, antibacteriano, expectorante/mucolítico, Neurótico estimulante e Inmunoestimulante. Usado para sanar herpes, sinusitis, resfriados, congestiones bronquiales, para manejar el estrés, la astenia y la fatiga.

ROMERO: De la familia de las “Labiadas” es un arbusto aromático leñoso, de hojas perennes, muy ramificado y en ocasiones de forma achaparrada que puede llegar a los 2m de altura. Su esencia es incolora o amarilla y tiene un sabor fresco y herbáceo. Sus propiedades. Actividad neuromuscular, según la dosis, antibacteriano débil, colerético y colagogo, diurético, emenagogo, mucolítico y descongestivo venoso.

SALVIA ESPAÑOLA: Arbusto de raíz leñosa de la familia de las “Labiadas”. Tiene unas bonitas flores de color entre azul rosado y lila. El nombre procede del latín “salvus” (que significa salud o salvo; es decir, curar). Debido a su nombre ya nos hace a la idea de sus virtudes medicinales reconocidas desde la antigüedad. Sus características físicas son de un color transparente o amarillo pálido y de un sabor alcanforado aromático muy concreto de esta planta. Sus propiedades principales son: Como tónico general, antiséptico, antiinfeccioso, anticatarral, expectorante y analgésico. Recomendado para afecciones de las vías respiratorias, dolores neurálgicos inespecíficos, dolores de cabeza, decaimiento, astenia, edemas, retenciones de líquidos (generales o locales),  contracturas musculares y dolores reumáticos.

SALVIA ROMANA: Planta bianual perenne erguida de la familia de las “Labiadas”. Originaria de la región del Mediterráneo desde la Europa Meridional hasta Asia occidental. Desde la antigüedad ya se conocían sus beneficios terapéuticos, usadas por civilizaciones como la egipcia la griega y la romana; que lo usaban como recuperador energético y vital. El aceite es amarillo o incoloro, de sabor amaderado, floral y fresco.

Sus propiedades son:  potentes propiedades hormonales, neuróticas, como flebotónico, antiinfeccioso, normalizador de los niveles de colesterol, antiséptico y relajante.  Recetado para alteraciones ginecológicas (amenorrea, oligomenorrea, y perimenopausia.), infecciones genitales por insuficiencia hormonal. frigidez e impotencia. También disminución del apetito sexual, cansancio, fatiga nerviosa, astenia emocional, hipercolestoremia, alteraciones circulatorias periféricas y sintomatología premenstrual.

TOMILLO:  Presente en el hábitat del Mediterráneo, pertenece a la amplia familia de las “Labiales” y “lamináceas”. Crecen profusamente en terrenos áridos muy secos y con una gran exposición solar. Sus flores son rosadas, ofrece una gran resistencia a las inclemencias atmosféricas.  Sus propiedades son: Antiinfeccioso de un amplio espectro, fungicida, parasiticida, antiviral, estimulante inmunitario, afecciones reumáticas y dermatológicas.

VETIVER: De la familia de las “gramíneas”, procedente de la India. De raíces largas y resistentes; motivo por el que se usan estas plantas en zonas de desprendimientos para evitar que se desplace el suelo. Usado desde la antigüedad por sus propiedades medicinales, gastronómicas y repelente de insectos. Las principales propiedades son como tónico estimulante, emenagogo, tónico vascular linfético, infecciones dermatológicas y urticarias.

Ylang Ylang: De la familia “Annonacea”, es un árbol tropical de hojas brillantes, que fue capaz de llegar a los 20m de altura. Originario del Sudeste Asiático introducido en las Islas del Pacífico por las propiedades aromáticas de sus flores. La apariencia del aceite es de color amarillo y un sabor floral similar al jazmín. Sus principales propiedades son: Como antiespasmódico, equilibrante, sedante antidepresivo, hipotensor y tónico sexual por sus propiedades afrodisíacas.

Usos principales

Aromaterapia y aceites esenciales. Sus formas de usarse

Según el uso que les demos, los aceites esenciales penetran por diferentes vías. Generalmente estas son:

Vías de Penetración:

Vía Oral: (Desaconsejable)

Los aceites esenciales se introducen en nuestro torrente sanguíneo cuando lo ingerimos a través del sistema digestivo. Solo con aceites esenciales de grado alimentario, consultando antes al médico y siguiendo siempre las instrucciones del fabricante si tenemos las garantías que antes mencionamos.

Vía tópica:

Lo ungimos en la piel y l aceite traspasa las diferentes capas accediendo así a nuestro torrente sanguíneo. La epidermis es de las zonas más beneficiadas del organismo con su uso. Además de hidratar y nutrir la piel, la mayoría son excelentes regeneradores celulares de las capas más profundas de la piel.

Vía respiratoria:

Debido a la volatilidad de los aceites esenciales, estos se evaporan y pasan a nuestro organismo al ser inspiradas. La cantidad del aceite que pasa a nuestra sangre a través de los alveolos depende de la instensidad con la que lo inhalemos, de la cantidad de oxígeno en sangre y las particularidades específicas de cada aceite en cuestión.

El intenso aroma de la esencia tiene un efecto inmediato en nuestras emociones, equilibrando estados de ánimo extremos o desordenados (Mucho mejor que medicarse, aunque el mejor remedio es con conocimiento sobre inteligencia emocional para prevenir trastornos psicológicos y prevenir llegar a extremos fatales).

Principales modos de empleo:

Se han utilizado historicamente en multitud de culturas debido a sus beneficios medicinales y terapéuticos. Actualmente, gracias a los avances científicos y tecnológicos, hemos ampliado sus aplicaciones y corregido las malas prácticas.

Se pueden usar de forma individual o mezclándolos entre sí creando combinaciones propias con mezclas exquisitas y eficaces. Se usan a nivel físico, psíquico, emocional y espiritual. Ideales para combinar con otras terapias para maximizar sus beneficios: masajes, perfumarnos, baños perfumados, perfumar habitaciones, inhalación, con unciones usando compresas y bálsamos…

Masajes: Es el más popular y favorece la absorción de la esencia en la piel. Diluimos el aceite esencial en un tarro de esencias (dosis recomendada 6 gotas por cada 10ml). También podemos crear nuestro propio ungüento; para ello coge una crema base o aceite vegetal corporal e incorpora el aceite esencial.
Baños perfumados: Las esencias diluidas en agua caliente penetran velozmente en nuestro cuerpo a través de los poros dilatados de nuestra piel. Además debido a su volatilidad se evaporarán entrando a través de nuestras vías respiratorias. Recomendable máximo 10 gotas del aceite esencial y removemos el agua de la bañera dejándolo actuar unos 10 minutos.
Vaporización: La vaporización a través de quemadores de aceites esenciales, vaporizadores o atomizadores crea entornos con unos ambientes refrescantes en el hogar. Usar vaporizadores con unas esencias de limón es fantástico, ya que además de crear una atmósfera cálida y acogedora ayuda a espantar a los insectos.
Perfumarse: Para perfumar una habitación se pueden poner unas gotas de esencia en la cera derretida de una vela. Hay quién recomienda ponerlo sobre una bombilla. pero no lo recomiendo debido al peligro de riesgo eléctrico. O como no, aplicárnoslo al rociarnos con un atomizador (espray) sobre el cuerpo; que es la forma en que solemos utilizar los perfumes.
Inhalación: Método usado tradicionalmente.  Ponían en un pañuelo el aceite esencial y lo inhalaban. también  se hace añadiendo unas gotas a un bol de agua caliente y cubrir la cabeza con una toalla respirando durante 5 a 10 minutos (A pesar de ser tradicional hacerlo con el eucalipto se ha demostrado científicamente que lo que hace es irritar las vías respiratorias por lo que no es una forma sana de descongestionarse con finalidades expectorantes).

PRECAUCIONES DE USO:

aromaterapia y aceites esenciales, Precauciones con los aceites

Al tratarse de substancias 100% puras y naturales debemos de prestar atención a sus ingredientes, por ello queremos dejaros las principales precauciones que debeis tomar antes de utilizarlos:

Importante leer esto si vas a experimentar de manera casera aromaterapia y aceites esenciales.

Precauciones generales:

Evitar contacto con ojos y ,mucosas

Mantener alejado del alcance de los niños

No inhalar en estado puro

No aplicar durante los 3 primeros meses de embarazo ni en niños menores de 6 años (como norma general)

Especial precaución en  caso de : Alergias, asma, epilepsia o bajo tratamiento médico.

En caso de hipersensibilidad o irritación, dejar de usarlos inmediatamente.

Los aceites esenciales son inflamables, evitar contacto directo con la llama.

Conservar en recipientes opacos, en un lugar fresco y seco.

Lávese las manos después de su manipulación.

Precauciones específicas:

Aceites esenciales cítricos: Son fotosensibles, por lo tanto, se deben utilizar unas dos o tres horas antes de la exposición al sol para evitar quemaduras . (pomelo, limón, jengibre, naranja, mandarina, bergamota…)

Aceites que NO se deben usar para DIFUSIÓNAlcanfor, canela, clavo, pimienta negra, salvia española y tomillo

Usos tradicionales:

Antes de utilizar los aceites esenciales, que sean supervisados por un profesional con formación sanitaria.

Actividad gastronómica:

Solo utilizar en caso de que los aceites esenciales hayan obtenido un certificado de conformidad con el Grado o Calidad alimentaria que acredita el uso en el ámbito culinario o alimentici

Otras noticias

Ir al contenido